BIGtheme.net http://bigtheme.net/ecommerce/opencart OpenCart Templates

agua embotellada contiene miles de nanoplásticos,que pueden invadir las células del cuerpo, según un estudio

En un nuevo estudio pionero, investigadores descubrieron que el agua embotellada que se vende en las tiendas puede contener de 10 a 100 veces más trozos de plástico de lo que se estimaba anteriormente: nanopartículas tan infinitamente pequeñas que no se pueden ver con un microscopio.

Con una milésima parte del ancho promedio de un cabello humano, los nanoplásticos son tan pequeños que pueden migrar a través de los tejidos del tracto digestivo o los pulmones al torrente sanguíneo, distribuyendo sustancias químicas sintéticas potencialmente dañinas por todo el cuerpo y dentro de las células, dicen los expertos.

Un litro de agua (el equivalente a dos aguas embotelladas de tamaño estándar) contenía un promedio de 240.000 partículas de plástico de siete tipos, de las cuales el 90% fueron identificadas como nanoplásticos y el resto como microplásticos, según el nuevo estudio.

Los microplásticos son fragmentos de polímeros que pueden variar desde menos de 5 milímetros hasta 1 micrómetro. Cualquier cosa más pequeña es un nanoplástico que debe medirse en milmillonésimas de metro.

“Debo decir que este estudio es sumamente impresionante. El trabajo que pusieron en esto fue realmente bastante profundo… Yo lo llamaría innovador”, dijo Sherri “Sam” Mason, directora de sostenibilidad de Penn State Behrend en Erie, Pensilvania, que no participó en el estudio.

El nuevo hallazgo refuerza el antiguo consejo de los expertos de beber agua del grifo en recipientes de vidrio o acero inoxidable para reducir la exposición, dijo Mason. Ese consejo se extiende también a otros alimentos y bebidas envasados en plástico, añadió.

“La gente no piensa que los plásticos se desprenden, pero así es”, dijo. «Prácticamente de la misma manera que constantemente eliminamos células de la piel, los plásticos constantemente desprenden pequeños trozos que se rompen, como cuando abres ese recipiente de plástico para tu ensalada comprada en la tienda o un queso envuelto en plástico».

Los microplásticos en el agua potable «no parecen representar un riesgo para la salud», dice la OMS Un gel avanzado permite remover microplásticos del agua 2:03 ¿Cuántos nanoplásticos hay?

Mason fue coautor de un estudio de 2018 que detectó por primera vez la existencia de micro y nanoplásticos en el 93% de las muestras de agua embotellada vendidas por 11 marcas diferentes en nueve países.

En ese estudio anterior, Mason descubrió que cada litro de agua contaminada contenía un promedio de 10 partículas de plástico más anchas que un cabello humano, junto con 300 partículas más pequeñas. Sin embargo, hace cinco años no había forma de analizar esas pequeñas motas o descubrir si había más.

«No es que no supiéramos que existían los nanoplásticos. Simplemente no pudimos analizarlos», explicó Mason.

En el nuevo estudio, publicado este lunes en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, investigadores de la Universidad de Columbia presentaron una nueva tecnología que puede ver, contar y analizar la estructura química de las nanopartículas en agua embotellada.

En lugar de 300 por litro, el equipo detrás del último estudio encontró que el número real de trozos de plástico en tres marcas populares de agua vendidas en los Estados Unidos está entre 110.000 y 370.000, si no más. (Los autores se negaron a mencionar qué marcas de agua embotellada estudiaron).

Sin embargo, la nueva tecnología fue capaz de ver millones de nanopartículas en el agua, que podrían ser “nanopartículas inorgánicas, partículas orgánicas y algunas otras partículas plásticas que no se encuentran entre «los siete principales tipos de plástico que estudiamos», dijo el coautor y químico ambiental Beizhan Yan, profesor asociado de investigación en el Observatorio Terrestre Lamont-Doherty de la Universidad de Columbia.

Las nuevas técnicas innovadoras presentadas en el estudio abren la puerta a futuras investigaciones para comprender mejor los riesgos potenciales para la salud humana, dijo Jane Houlihan, directora de investigación de Healthy Babies, Bright Futures, una alianza de organizaciones sin fines de lucro, científicos y donantes comprometidos a reducir exposición de los bebés a sustancias químicas neurotóxicas. Ella no participó en el estudio.

“Sugieren exposiciones humanas generalizadas a minúsculas partículas de plástico que plantean riesgos en gran medida no estudiados”, dijo Houlihan en un correo electrónico. «Los bebés y los niños pequeños pueden enfrentar los mayores riesgos, ya que sus cerebros y cuerpos en desarrollo suelen ser más vulnerables a los impactos de la exposición tóxica».

Peligros para la salud humana

Los nanoplásticos son el tipo de contaminación plástica más preocupante para la salud humana, dicen los expertos. Esto se debe a que las partículas minúsculas pueden invadir células y tejidos individuales en órganos importantes, interrumpiendo potencialmente los procesos celulares y depositando sustancias químicas que alteran el sistema endocrino, como bisfenoles, ftalatos, retardantes de llama, sustancias perfluoradas y polifluoradas, o PFAS, y metales pesados.

“Todos esos químicos se utilizan en la fabricación de plástico, por lo que si un plástico llega a nosotros, lleva esos químicos consigo. Y debido a que la temperatura del cuerpo es más alta que la del exterior, esos químicos migrarán fuera de ese plástico y terminarán en nuestro cuerpo”, explicó Mason.

«Las sustancias químicas pueden llegar al hígado, al riñón y al cerebro e incluso atravesar el límite placentario y terminar en el feto”, dijo Mason.

En estudios con ratones preñados, los investigadores han encontrado químicos plásticos en el cerebro, corazón, hígado, riñón y pulmones del bebé en desarrollo 24 horas después de que la madre embarazada ingirió o respiró partículas de plástico, dijo la coautora del estudio Phoebe Stapleton, profesora asociada de farmacología y toxicología de la Facultad de Farmacia Ernest Mario de la Universidad de Rutgers en Piscataway, Nueva Jersey.

“En este momento se han encontrado micro y nanoplásticos en la placenta humana”, dijo Stapleton. “Se han encontrado en tejidos pulmonares humanos. Se han encontrado en heces humanas; se han encontrado en sangre humana”.

Además de las sustancias químicas y los metales tóxicos que los plásticos pueden contener, otra área relativamente poco estudiada es si el polímero plástico en sí también daña el cuerpo.

CNN

Check Also

Human Rights Watch considera inadecuada la declaración de un conflicto armado en Ecuador

Human Rights Watch (HRW) considera que la declaración del Gobierno ecuatoriano de un conflicto armado ...