VIOLACIONES A DERECHOS HUMANOS, FRAUDES, DESFALCOS E INSEGURIDAD ES LA LEY DEL GRUPO ARMADO QUE TIENE TOMADA LA PLANTA DE LA COOPERATIVA CRUZ AZUL EN HIDALGO

Cientos de millones de pesos en pérdidas, así como robo, abuso y faltas de condiciones mínimas de seguridad laboral, constituyen el día a día de la Planta.

Anomalías como falta de seguridad social de los trabajadores, desfalcos, hurto e inseguridad es lo que se vive día a día desde al menos dos años en la planta de la Cooperativa Cruz Azul en Hidalgo, luego de la toma por la fuerza que ejercen hombres armados desde el interior de la unidad.   

Vecinos reportan atracos en más de una ocasión sobre la zona, aparte del miedo que existe de familias al ver constantemente el recorrido de hombres con armas de alto poder de día y noche, lo que altera la paz social y no permite la sana convivencia en los días de reposo. 

En tanto,  extrabajadores de la planta, en forma anónima ante represalias que pudiera darse contra ellos o sus familias por parte de los hombres armados, manifiestan que eran obligados a laborar en condiciones más que lamentables, donde la suciedad de las instalaciones son un foco latente de contaminación, empezando por los sanitarios, con meses sin que registren limpieza, “un verdadero atentando a la salud pública”, indicó uno de ellos.

A lo anterior se debe sumar el hecho de que no cuentan con el reconocimiento de sus derechos humanos, ni derechos laborales o de seguridad social, al ser una planta tomada de forma ilegal; no se pagan cuotas obrero-patronales.

La pérdida ocasionada por esta toma ilegal ya asciende a millones de pesos, derivada además de la falta de producción, al daño en las instalaciones, destacándose el horno principal para la producción de cemento, el cual cumple ya casi dos años inactivo por su falta de atención y mantenimiento.

El uso de recursos de forma ilegal, sin la formal facturación y transparencia, abarca desde la venta ilegal de cemento sin facturas, mismas que cuando se entregan, resultan falsas, lo que constituye también un fraude acreditado ante las autoridades competentes; estas últimas van desde las fiscalías locales de Hidalgo hasta el nivel federal, según se registra en expedientes.

De acuerdo con datos proporcionados hasta antes de la toma, al día se producía en esta planta 5 mil toneladas de cemento, las cuales se traducían en un ingreso por comercialización de entre 10 y 12 millones de pesos de ese entonces, por lo que fraude acreditado en este periodo de dos años ya alcanza cientos de millones de pesos de pérdida.

Comenta
Spread the love

Check Also

CON HONESTIDAD SE DA RESULTADOS, LOS CONVOCO A QUE JUNTOS Y JUNTAS SIGAMOS HACIENDO HISTORIA: CLAUDIA SHEINBAUM

§ A 4 años al frente de la Jefatura de Gobierno de la capital del …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.