Juárez a 150 años

Por Rubén Mújica Vélez
He terminado de leer, pero no de analizar la obra «Juárez y su México» de Ralph Roeder, mil páginas que atrapan al lector que reconoce los «hoyos negros» de la época en que el país surgió como base de la conciencia colectiva de Nación.

Roeder reivindica la historia como continuidad que ha sido retaceada por historiadores que algunos piensan, equivocadamente, que su verdad es la única válida. Un aspecto destacable entre tantos de Juárez es su tenacidad increíble en defensa de la soberanía nacional.

En sus 15 años en la presidencia mantuvo en alto esa bandera. Incluso padeciendo la incomprensión y hasta la traición y los ataques de quienes fueron leales liberales. Guillermo Prieto, Zarco, Manuel Ruiz, Manuel Doblado, nunca lograron las convicciones de Juárez Para vivir y conservar su combatividad contra los reaccionarios como Miramón y su sicario Márquez en la guerra civil, ni tampoco los lúgubres tiempos como el año 1860 en que Maximiliano sostenido por las bayonetas francesas parecía dominar todo México.

Los reaccionarios y los moderados, bichos de la misma cazuela, parecían dueños de México, entonces muchos juaristas se doblaron e Ignacio Ramírez, El Nigromante agredió a Juárez con palabras que revelaron su desprecio y del indígena Juárez se mantuvo firme siempre confiado en el triunfo final.

Este es un libro excepcional, pero nos lleva a ubicarnos en nuestros días en que los moderados de ayer se identifican con los reaccionarios y hasta con los zelotes (fanáticos) seguidores de «Frena» y su orate.

Queda pendiente el análisis resumido de los que integran «El Ejército de Traidores» a la 4T y a AMLO. Los que se colaron, los corruptos que fingieron estar con la Transformación de México y los que desde altos puestos que AMLO les confió, hicieron labor destructiva a favor de intereses de buitres empresariales mexicanos y extranjeros.

De paso al estudiar a Juárez registré una frase de quien representó México y que hoy en las «Mañaneras» oímos. Juárez dijo «No es mi fuerte la venganza». Hoy se mantiene esa limpia, rutilante frase.

Comenta
Spread the love

Check Also

Ucrania y Rusia: la añeja historia

La Rhus (arbusto leñoso) de Kiev existió del siglo IX al XIII. Fue una federación …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.