Juárez a 162 años

Apenas se cumplieron 162 años de la entrada del Benemérito a la ciudad de México, tras el triunfo de los liberales en la Guerra Civil contra los conservadores opositores o integrantes de la REACCIÓN como lo afirmó Miguel Miramón «El joven Macabeo».

3 años en que México estuvo a orillas del abismo. En riesgo de su existencia por la sangrienta guerra intestina, entre hermanos que elevó la avaricia de James Buchanan, presidente de EUA por apoderarse de todo el territorio nacional. Contra la pared, indefenso el gobierno de Juárez en esos años suscribió el «Pacto McLane-0campo» que cedía nuestra Nación al extranjero.

Suscrito por Melchor Ocampo, nacionalista a toda prueba, fue desconocido por Juárez y al final repudiado por el Congreso yanqui. El triunfo de las armas liberales con González Ortega sobre las reaccionarias con Miramón al frente, decidieron el rumbo histórico de México y reevaluaron la tenacidad de Juárez, que para algunos era pasividad injustificada.

La recepción a Juárez en la Ciudad de México fue inolvidable. No obstante, ese triunfo que ensangrentó al país fue un respiro. Los reaccionarios no rindieron sus intenciones de crear un imperio con un noble extranjero en el trono. Buscaron a Maximiliano de Habsburgo en Miramar y cumplieron el papel ridículo de «ranas pidiendo rey».

De nuevo desataron la violencia y Juárez, imbatible defendiendo la Nación, volvió a levantar la bandera nacional ante el extranjero invasor. Ese fue otro periodo que se cerró en el Cerro de las Campanas de QUERÉTARO, después que «las armas nacionales se cubrieron de gloria en la batalla de Puebla en un 5 de mayo inolvidable.

Al final de esa invasión europea, los liberales lucharon hasta triunfar en Querétaro donde fueron fusilados Maximiliano, Miramón y Mejía. Ahí se originó el reconocimiento mundial a la personalidad de Benito Juárez. Pero hoy, vale recordar el triunfo de los liberales y la ideología laica sobre el fanatismo, el oscurantismo clerical y la discriminación contra los ciudadanos mexicanos, herederos de grandes civilizaciones. No dejemos pasar sin evocar a héroes y fechas gloriosas de una gran nación.

 

Por Rubén Mújica Vélez

Comenta
Spread the love

Check Also

Humboldt, la desigualdad y la dictadura perfecta

En 1803 procedente de Perú llegó Alejandro Humboldt. Tras su recorrido por diversas regiones de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.