Superan 6 entidades sus récords de ordeña

Superan 6 entidades sus récords de ordeña

Sonora, Morelos, Sinaloa, Hidalgo, NL y CDMX registraron un alza de 47% en localización de puntos de ordeña para el robo de hidrocarburos.
Seis entidades ya superaron, en medio año, el total de tomas clandestinas halladas en ductos de Pemex en 2016.

Sonora, Morelos, Sinaloa, Hidalgo, Nuevo León y la Ciudad de México prendieron la alerta en la petrolera, ya que registraron un alza del 47 por ciento en la localización de puntos de ordeña para el robo de hidrocarburos.

“Las miradas se han concentrado en el Triángulo Rojo, en Puebla, en Guanajuato, Tamaulipas o Veracruz, y que en el imaginario popular lo único que se roban es gasolina.

“Al quedarnos con esta impresión perdemos de vista otros aspectos, como la incidencia recurrente y silenciosa de este delito en otros estados que no están en ese foco y que avanza a pasos agigantados en otros destilados”, dijo Manuel Alejandro Vélez, coordinador de Estudios Especiales del Observatorio Nacional Ciudadano.

Sonora y Morelos son los casos más graves, de acuerdo con datos de Pemex Logística. En todo 2016, en territorio sonorense fueron halladas 19 tomas clandestinas; para el primer semestre de este año esa cifra se elevó a 55.

Apenas el 25 de junio, la Policía Federal y Pemex localizaron una toma clandestina y seis contenedores con unos cinco mil litros de combustible en el Municipio de Guaymas, Sonora, en el kilómetro 42+700 del poliducto Guaymas-Obregón.

En Sonora el hidrocarburo se transporta entre la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) Guaymas a las Terminales de Almacenamiento y Reparto Hermosillo y Ciudad Obregón. El sistema de transporte atraviesa los municipios de Guaymas, Hermosillo, Empalme, Bacum y Cajeme.

Mientras que Morelos pasó de tener 57 tomas clandestinas el año pasado a 159 en este semestre.

Por Cuernavaca y Huitzilac atraviesa el poliducto 8″-6″ TERM.SAT.OTE que tiene su origen en la TAR de Añil en la Delegación Iztacalco, para llevar a ese Estado gasolina Premium, Magna y Diésel con una capacidad de 23 mil barriles al día.

En tanto, Hidalgo ya es considerado por las autoridades como un centro de operación de huachicoleros para saquear el poliducto 24″-18″-16″ Tuxpan-Poza Rica-Azcapotzalco, el poliducto 16″-14″ Tuxpan-Poza Rica-Tula, el poliducto 16″ Tula-Zzcapotzalco y poliducto bidireccional 12″-14″-12″ Salamanca-Tula. Esa entidad pasó de 344 tomas ilegales a 435 en el mismo periodo.

Nuevo León pasó 121 a 129 tomas clandestinas y se focalizan en los poliductos de Cadereyta-Satélite, con origen en la Refinería Cadereyta y destino en la Terminal de Almacenamiento y Reparto (TAR) Satélite; Satélite-Monclova-Sabinas (Ducto Alterno), y Satélite-Gómez Palacio, con origen en la TAR Monterrey y destino en la TAR Gómez Palacio.

La CDMX que reporta 17 clandestinas en este primer semestre en las delegaciones Gustavo A. Madero, Azcapotzalco y Miguel Hidalgo, donde atraviesa el poliducto Minatitlán-México y el poliducto que va Cuernavaca que pasa por Iztacalco, Iztapalapa, Xochimilco y Tlalpan.

“Sin duda los ex empleados y empleados de Pemex fueron los que enseñaron a la delincuencia los procesos de sustracción y ordeña de hidrocarburos.

“Conocen muy bien la ubicación exacta de la red nacional de ductos, los horarios precisos de su uso, los periodos de transportación correspondientes de cada producto, lo que les ha permitido colocar sus dispositivos para la sustracción u ordeña correspondiente”, opinó Francisco Granados, experto en seguridad industrial.

About the author

Mario Martínez
Reportero Multimedia. Lic, en Periodismo y Comunicación Colectiva,

Comentários no Facebook