Abusan superiores de agentes de la Federal

Abusan superiores de agentes de la Federal

Reporte revela corrupción, hostigamiento sexual y maltrato a la tropa.

En un diagnóstico interno de la Policía Federal se concluyó que dentro de la institución permean los abusos en contra de los agentes.

Encubrimiento de mando en actos de corrupción, cuotas mensuales de puestas a disposición, maltrato físico de jefes a tropa, hostigamiento sexual a personal femenino y el desgaste laboral de los elementos, son algunos de ellos.

El informe Situación de los Derechos humanos en la PF, elaborado por la dirección general adjunta de Derechos Humanos entre octubre de 2013 y abril de 2015, reveló una serie de problemas entre el personal operativo y administrativo.

“La obediencia como parte de la disciplina que debe regir el actuar en los integrantes de la institución es confundida con la posibilidad de realizar actos ilícitos cuando son ordenados por el superior, lo cual trae consigo de nuevo corrupción y con ello desigualdades de trato hacia las y los policías que se niegan a participar de esas acciones ilegales”, indica el reporte.

También detectó, por ejemplo, que la División de Gendarmería, de reciente creación, reporta más del 20% de maltrato físico a sus integrantes como una manera de evitar sanciones.

Un total de 10 mil 882 elementos –casi la tercera parte del total de la PF– de las Divisiones de Investigación, Inteligencia, Gendarmería, Fuerzas federales, Regional, Científica y Antidrogas, respondieron una serie de cuestionarios sobre los maltratos recibidos por sus mandos.

El estudio arrojó que 59% de los policías encuestados asegura que no se respeta el derecho al descanso y, además se incumple con la Circular del 15 de octubre de 2013, emitida por el excomisionado general, Enrique Francisco Galindo, que trata sobre los descansos y las vacaciones.

‘Si te revelas te va peor…’

» Isaac, elemento de la División de Fuerzas Federales, lamentó que en cinco años de laborar en la Policía Federal haya sido objeto de vejaciones y maltratos por parte de sus mandos. También señaló a sus jefes por obligarlos a callar en casos de abusos durante las detenciones o no reportar al Ministerio Público dinero, armas o drogas aseguradas. “Se transan el dinero de hospedajes, pagan autobuses viejos para el traslado de tropa como si fueran nuevos, la comida es de pésima calidad y también desvían dinero por esos servicios, todo está mal, la gente que sale a los operativos a combatir a la delincuencia no se merece que tengan estos jefes burócratas”.

About the author

Mario Martínez
Reportero Multimedia. Lic, en Periodismo y Comunicación Colectiva,

Comentários no Facebook