El desprestigio como la lógica absurda de la idiotez sinpensante

El desprestigio como la lógica absurda de la idiotez sinpensante

El desprestigio como la lógica absurda de la idiotez sinpensante, apuntes sobre la elección en el ICEUABJO.

“…y así nos enseña a repetir la historia en lugar de hacerla…” (Galeano, Eduardo. El Libro de los abrazos)

Es complicado situarse en un momento político: medir fuerzas, guerra de baja intensidad, intercambio de bipolaridades políticas, etc. Son tantas las formas de generar la política. Pero es impreciso atascar de esas mordeduras malas influyentes las siguientes letras. Es impreciso e inadecuado esperar el “chayotismo” del desprestigio para honrar la memoria de la política.

Max Weber ya escribió la forma en que posiblemente debería de hacerse política, Leonardo Morlino nos da elementos para poder hacer la democracia liberal más “democratizadora” Y Norberto Bobbio genera de manera lucida la relación hombre-democracia (como un proceso subjetivo para la solución de conflictos sociales).

Querido lector, querida lectora, se preguntará ¿qué tienen que ver los anteriores teóricos de la democracia y la política con un proceso local de participación política y estudiantil en una universidad pública? Fácil, tantos años de teoría, de práctica constante en la democracia liberal para que existan todavía procesos de retroceso, para que se siga reproduciendo formas de estancamiento en la participación “democratizadora”. La práctica del desprestigio seguirá su cauce de reproducción social, ya que es la lógica actual de la política idiotizante de nuestros “gobernantes” y nosotr@s l@s receptores que esperamos continuar aceptando y perpetuando la idiotez de la calidad humana, posiblemente, pero en este proceso local no será así.

Eduardo Galeano al escribir “Y así nos enseña a repetir la historia en lugar de hacerla” nos motiva a reconstruir a generar nuevas aportaciones del quehacer político en lo local, en lo comunal. Pues además “la historia es nuestra y la hacen los pueblos”. La base social o el oprimido siempre es el motor de la transformación de la reproducción social, la élite no. Generar procesos creativos es difícil, por eso la idiotez se va por la facilidad del quehacer político, se va por la reproducción mezquina de la “mala política”, sin mirar sus lados independientemente de su nivel académico.

Por ello, a falta de tanta creatividad hay elementos que emergen para la transformación de ver las políticas. Boaventura De Sousa en su libro “Epistemología del Sur” nos da cierto atino, nos hace desprendernos al no pensar, a la pereza mental. Precisamente nos hace reflexionar si seguiremos cargando (más en el ICE que se reconstruye una maestría en “Educación Comunal”) ese peso tedioso de la historia, esa mala forma política o nos harán generar los procesos en voltear a ver a l@s subaltern@s, a l@s que siempre nos han hecho creer que no tienen voz. Situarnos en ello, se hace la reflexión ¿qué tanta posibilidad de hacer alternadidad hay en las propuestas de l@s candidat@s? Pocos piensan en ello.

“La dificultad de imaginar el futuro poscapitalista, al mismo tiempo que el presente capitalista se vuelve más y más salvaje, más discriminador, más desigual” (Boaventura de Sousa, Introducción a la epistemología del sur) Por ello y ante la pereza mental, la idiotez humana sigue reproduciendo la lógica errónea de la mala política, la suciedad de lo peor de lo peor de la política, la desligitimación, la desinformación y el ataque. Y así fuese pasar de lo privado a lo público, de hacer de lo privado algo público, todo para generar inconsciencia y desinformación entorno a un proceso local político-electoral. Por ello “la crisis se profundizan y no existen grandes alternativas. Si estas se formulan, lo hacen por la vía negativa que por la vía positiva. Tenemos claro lo que rehusamos: La injusticia, la discriminación, la humillación, la indignidad, etc., dependiendo de los diferentes movimientos. Pero, ¿Cuál es la alternativa?”. (Boaventura de Sousa, Introducción a la epistemología del sur)

Existe alguna alternativa, generar un dialogo en todas las direcciones posibles. Si estas se formulan, lo hacen por la vía negativa, por lo fácil, por lo ortodoxo, por la reproducción constante de la “mala política”, tal vez por la pereza o la idiotez, tal vez porque así les han enseñado.

Para finalizar, es necesario replantear como una constante, como una emergencia de la forma política, de reconstruir el paso fuerte con la base estudiantil, de generar ideas horizontales y ver la posibilidad que otra forma política se está construyendo, una forma política no “tradicional, mezquina e individualizada” sino una construcción colectiva que venga de abajo para arriba y a la inversa, por eso el sujeto tiene derecho a organizarse, por eso el sujeto tiene derecho a revitalizar su quehacer político.

P.d. Así somos nosotros los de cuello blanco, así hacemos la política, diría el SupGaleano “No morirá la flor de la palabra”.

P.d. 2. Libres son quienes crean, no copian, y libres son quienes piensan, no obedecen. Enseñar es enseñar a dudar. (Galeano, Eduardo. De los hijos de los días)

Arturo Rodríguez

Comentários no Facebook