Requiere México 11.5 millones de puestos de trabajo, afirma el Ceesp

Requiere México 11.5 millones de puestos de trabajo, afirma el Ceesp

Advierte que la calidad del empleo sigue deteriorándose

En México se requieren 11.5 millones de puestos de trabajo, porque a 1.9 millones de personas sin empleo hay que agregar 5.9 millones más que de plano desistieron de buscarlo por considerar que no lo encontrarán y otros 3.7 millones que están subocupadas pero tienen necesidad y disposición de laborar más horas, aseguró el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (Ceesp).

“La situación se puede complicar si se materializa la deportación masiva de mexicanos en Estados Unidos”, advirtió, ya que el bajo crecimiento de la economía ha agudizado la complejidad para conseguir empleo, independientemente de si es formal o no.

Destacó que la calidad de los puestos de trabajo continúa deteriorándose, porque en la mayoría sólo se pagan hasta 3 salarios mínimos. Incluso, en lo que va del sexenio del presidente Enrique Peña Nieto el grupo que gana hasta 3 minisalarios aumentó en 1.7 millones de trabajadores y, paralelamente, se redujo en 1.3 millones el grupo de quienes perciben más de 3 sueldos mínimos.

“No sólo es indispensable ampliar la ocupación, sino mejorar las condiciones laborales, de tal manera que haya más puestos de trabajo mejor remunerados, lo que sólo se puede lograr con grandes incrementos en la inversión y en la productividad”, indicó el organismo. Sin embargo, se quejó de que los incentivos para invertir y generar empleos por compañías se han deteriorado y van del bajo crecimiento económico, la corrupción, la inseguridad y la impunidad, al efecto de las políticas de Estados Unidos contra México, que limitan un entorno más amigable para los negocios.

Criticó que el gobierno federal presuma “que el mercado laboral ha mejorado significativamente en lo que va del sexenio”, basado sólo en el registro de afiliados del IMSS y, en concreto, en el aumento de 83 mil 292 trabajadores registrado durante enero, porque, consideró, no se trata de nuevos empleos, sino que muchos que ya existían y sólo se formalizaron. Sostuvo que las cifras que reflejan una mejor situación del mercado laboral, tanto en número como en calidad, provienen de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi.

El gobierno pondera que el número de trabajadores afiliados aumentó en 2.6 millones de registros de diciembre de 2012 a igual mes de 2016, lo cual supera lo reportado para periodos similares de los dos sexenios anteriores.

“Sin embargo, esa opinión es limitada debido a que esta variable no es un buen indicador de la evolución real de la ocupación ni de las necesidades que tiene el país en la materia”, sentenció el Ceesp.

Los registros al IMSS, indicó, han mantenido un ritmo de crecimiento superior al de la economía, con tasas anuales de 3.8 y 2.1 por ciento, respectivamente, cuando en años pasados la evolución de ambas era muy parecida, lo cual indica un “atípico comportamiento” que genera incertidumbre y confusión sobre su dinamismo real, sobre todo en un entorno donde el producto interno bruto (PIB) sigue debilitándose.

La ENOE reveló que al finalizar 2016 el total de la población ocupada sumó 52.1 millones de personas, lo que implica 555.2 mil más en un año. Ello “contrasta con los 732.6 mil nuevos registros del IMSS en 2016, lo cual nos puede dar una idea de los que realmente fueron nuevos y cuántas personas que ya estaban ocupadas sólo se registraron en seguridad social”.

Susana González G.
Periódico La Jornada

Comentários no Facebook