Justicia social, ¿qué tanto existe en México?

Justicia social, ¿qué tanto existe en México?

Esta celebración busca erradicar la pobreza, la igualdad entre los sexos, el acceso al bienestar y la justicia social para todos

El 20 de febrero es el Día Mundial de la Justicia Social por parte de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU); con esta iniciativa se busca es promover el desarrollo y la dignidad humana, por lo que esta celebración va encaminada a la reflexión en aspectos como erradicar la pobreza, la igualdad entre los sexos, el acceso al bienestar y la justicia social para todos, promover el empleo pleno y el trabajo decente.

Estos últimos dos aspectos son elementos clave para lograr una globalización justa y la reducción de la pobreza, por ello se han convertido en objetivos universales.

En nuestro país, según datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), hasta el 2016 había 54.2 millones de personas económicamente activas, de las cuales 96 de cada 100 están ocupadas; de ellas, quienes trabajan más de 48 horas por semana son 28 de cada 100, y 2.1% gana menos de un salario mínimo; además, la tasa de desocupación es de 4%, y dos de cada 100 tienen más de un año buscando trabajo.

En México, 47.5% de las personas desocupadas tiene de 25 a 44 años; 35%, de 15 a 24 años; 16.3%, de 45 a 64 años y 1.1%, 65 y más años. El 89% de las personas desocupadas tiene experiencia laboral y 11% carece de esta característica. El 52.3% de las personas desocupadas con experiencia laboral están desempleadas porque perdieron su trabajo o se terminó, 39.6% renunció o dejó el empleo, 3.8% dejó o cerró un negocio propio y de 4.3% las causas de pérdida del empleo fueron clasificadas en “otras”.

Una de las características del mercado de trabajo en México en los últimos tiempos ha sido la elevada proporción de personas ocupadas en el sector informal de la economía; éste es otro reto, pues la formalización laboral es parte de las metas que se busca alcanzar para la justicia social.

Para el 2016 la tasa de informalidad laboral fue 57.4%; es decir, casi seis de cada 10 ocupados están en una situación donde son laboralmente vulnerables. Esa situación está mayormente presente en las mujeres ocupadas, con una tasa de informalidad laboral de 58.2%, por 56.8% para los hombres ocupados.

Con información de El Economista.

Comentários no Facebook