Cosen niños sirios ropa en Turquía

Cosen niños sirios ropa en Turquía

“Niños refugiados en Turquía hacen ropa británica”.

Así se titula el adelanto del reportaje de investigación que el programa “Panorama” de la BBC estrena esta noche y del que dio un avance a primera hora de la mañana.

La cadena denuncia a través de su programa que descubrió a refugiados de la guerra de Siria, en algunos casos menores de edad, que cosen en talleres turcos en condiciones miserables.

Las prendas que fabrican son después entregadas a proveedores que sirven a los grandes almacenes Mark & Spencer (M&S) y la compañía Asos, ambas británicas.

También se maquila para fábricas proveedoras de marcas de ropa como las españolas Zara y Mango.

Varias compañías de la cadena de proveedores de estos comercios emplean a refugiados sirios con jornadas de hasta 12 horas al día y con frecuencia sin las condiciones de seguridad adecuadas, según la cadena.

Muchas firmas de moda elaboran sus piezas en Turquía, en particular en Estambul, debido al menor costo, su proximidad con Europa y al hecho de que pueden realizar nuevos diseños en un corto periodo de tiempo, explica la BBC.

Según el reportaje, estos trabajadores manejaban productos químicos sin siquiera máscaras protectoras.

En declaraciones a la BBC, Mango aseguró que esta fábrica había sido subcontratada por uno de sus proveedores sin su conocimiento, y que, al realizar una inspección posterior en sus locales, no halló a ningún sirio y sí buenas condiciones, excepto algunos aspectos de seguridad personal.

Por su parte, Inditex, propietaria de Zara, dijo que realiza inspecciones con regularidad que son una manera muy eficaz de controlar y mejorar las condiciones.

La empresa informó de que había detectado varias irregularidades en una inspección el pasado junio y que había dado a la fábrica en cuestión hasta diciembre para corregirlas.

En cuanto a las marcas británicas, la BBC descubrió a siete sirios, el más joven de 15 años, trabajando turnos de 12 horas en la principal fábrica suministradora de Marks & Spencer (M&S), que habían sido captados por un intermediario que les pagaba en efectivo apenas una libra (1.12 euros) la hora, por debajo del salario mínimo turco.

M&S declaró a la emisora que sus inspecciones no habían identificado a ningún empleado sirio, pero ofreció empleo legal permanente a cualquier refugiado que haya trabajado en alguno de sus talleres.

“El comercio ético es fundamental para M&S. Todos nuestros proveedores tienen el requisito contractual de cumplir con nuestros principios”, explicó una fuente de la compañía.

En otra parte de Estambul, el programa encontró a varios niños sirios trabajando en un fábrica donde había muestras de ropa de Asos, una tienda de venta por internet.

Una inspección posterior identificó a 11 adultos sirios y tres menores de 16 años, apunta la BBC.

Asos aseguró que esa fábrica no estaba autorizada oficialmente pero, a pesar de ello, la empresa se compromete a financiar la escolarización de los niños y a pagar un sueldo a los adultos hasta que puedan trabajar de forma legal.

“Encubiertos: los refugiados que fabrican nuestra ropa”, un reportaje del programa de investigación periodística “Panorama”, se emite hoy en BBC One.

About the author

Mario Martínez
Reportero Multimedia. Lic, en Periodismo y Comunicación Colectiva,

Comentários no Facebook