Libra ICA hacer pago por dejar concesión

Libra ICA hacer pago por dejar concesión

Empresas ICA no tendrá que pagar un solo peso a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) por abandonar la concesión de la autopista Barranca Larga-Ventanilla, que busca conectar los Valles Centrales de Oaxaca con Huatulco, afirmó Óscar Callejo, subsecretario de Infraestructura de la dependencia federal.

En junio, la constructora informó a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) que buscaría devolver a la Federación de manera anticipada esta concesión que le fue otorgada por 30 años, de 2009 al 2039.

La acción forma parte su plan de negocios para el periodo posterior a la reestructura de su deuda.

En aquel momento, el antecesor de Callejo, Raúl Murrieta, dijo que probablemente habría penalizaciones por la devolución voluntaria antes del plazo, aunque la empresa también tenía derecho a recuperar parte de su inversión.

El nuevo subsecretario de Infraestructura, Callejo Silva, explicó que están terminando de hacer el balance financiero, y todo hace suponer que ninguna de las dos partes quedará endeudada.

ICA, dijo, incurrió en gastos extraordinarios para llevar a cabo la parte de la construcción que sí concluyó.

“(Estos gastos) compensan el anticipo. Más o menos estamos hablando de entre 480 millones y 500 millones de pesos”, detalló.

Una vez que la concesión sea devuelta, el Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin) tomará posesión de ella.

“Estamos ya nada más esperando la sesión del comité técnico del Fonadin para formalizarlo”, agregó Callejo.

Actualmente, este organismo es el concesionario carretero más grande del País, pues tiene en su poder 43 tramos y tres puentes que, en conjunto, suman más de 39 mil kilómetros y equivalen a 44.13 por ciento de la red de carreteras de cuota del País.

En su lista, están las autopistas México-Puebla, México-Querétaro y México-Cuernavaca, entre otras.

El Fondo contratará a las compañías encargadas de continuar con la construcción de este proyecto, que comenzó a diseñarse desde hace más de una década.

“Estamos calculando que entre la documentación y la formalización de la entrega podríamos estar reactivando la construcción en enero del próximo año”, agregó al directivo.

El programa de construcción contempla la terminación de la obra en 11 meses, por lo que la autopista debería estar lista antes de que concluya 2017.

Originalmente, la concesión fue otorgada a la empresa Omega, pero debido a que ésta no pudo realizar los trabajos le fue transferida a ICA en 2012, que tampoco pudo terminarla.

En el primer trimestre de este año, la empresa advirtió que el proyecto estaba en riesgo y que los trabajos estaban al mínimo.

About the author

Mario Martínez
Reportero Multimedia. Lic, en Periodismo y Comunicación Colectiva,

Comentários no Facebook