Se tiñen de rojo las aguas de Huatulco

Se tiñen de rojo las aguas de Huatulco

Al igual que lo marca el libro del Éxodo, durante las 10 plagas que azotaron a Egipto según la Biblia en el Antiguo Testamento, cuando en la primera de ellas antes de la liberación de Israel, el rió Nilo se llenó de sangre, la laguna “La Salina” ubicada en la región de la Costa, se tiñó de rojo.

En esta ocasión no hubo un “Moisés” que recibiera la orden de Jehova para que el color carmín inundara las aguas de Santa María Huatulco, pero sí, al igual que en esa zona de Afríca, murieron los peces del afluente, sin necesidad de báculo sagrado, ni esclavos de por medio, ni una autoridad reacia a creer.

Sin embargo, en ese relato milenario la maldición duró sólo una semana, y vinieron cosas peores, aunque el olor nauseabundo todavía no se apodera del lugar ya se cumplieron los siete días, la emergencia no cesa y situaciones como la delincuencia contra el turismo continúa.

Desde el pasado lunes 22 de febrero, autoridades ambientales y habitantes costeños mostraron su preocupación por el humedal, uno de los más grandes de la zona, pues desconocen las causas que originaron el hecho.

Ambientalistas señalaron que posiblemente, las microalgas provocaron ese tono rojizo, ya que el exceso de agroquímicos y la escasez de lluvias, podrían haber hecho que estos microorganismos reaccionaran y tiñeran el caudal.

Cabe mencionar que desde hace décadas, advirtieron de la contaminación en la laguna debido a los fertilizantes y al mal tratamiento que se le da a las plantas de aguas residuales en el municipio.

El gobierno responde de forma lenta

Por su parte los pescadores que viven de los recursos naturales que emanan de la laguna, exigieron una porta respuesta al gobierno del estado, en especial a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) así como a la Secretaría Federal de Protección al Medio Ambiente (Profepa) y la Secretaría de Salud (SSO).

En días pasados, en esa misma zona 118 tortugas perdieron la vida a causa del parásito “trematodo espirórquido”

Por su parte la directora del Instituto Estatal de Ecología y Desarrollo Sustentable, María Elena Iturribaria, advirtió que se investigará el fenómeno, de forma tripartita, y aunque no se descarta la contaminación como primer factor, también considerarán el cambio climático.

Sin embargo los días pasan y la población continúa viviendo en la zozobra, ante el lento proceder de las autoridades, mientras su único método de sobrevivencia se vio interrumpido por el misterioso color rojo de las aguas.

Comentários no Facebook