Ocotlán la violencia en aumento

Ocotlán la violencia en aumento

En este segundo mes de 2016, el valle de Ocotlán de Morelos se volvió una cortina roja a causa de las ejecuciones con armas de alto poder, violencia e inseguridad que al menos han cobrado tres vidas, un herido y ningún detenido, desenmascarando la impunidad de la autoridad.

El último asesinato se dio el pasado martes 16 de febrero, cuando con fusiles de asalto fue privado de la vida el ex edil de San José del Progreso, Alberto Mauro Sánchez Muñoz, al medio día al interior del lavautos “El Rapidito” ubicado en la calle de Porfirio Díaz, a escasos metros de la carretera Federal 175.

Testigos de los hechos señalaron que los sicarios huyeron con rumbo desconocido, a bordo de una camioneta negra tipo Jeep, durante las diligencias, personal de la Agencia Estatal de Investigaciones, encontraron al menos 16 casquillos percutidos calibre, 7.62 de arma AK 47 conocida como ” Cuerno de Chivo”, así como el vehículo de la víctima.

Negro Historial

El occiso fue señalado por la Coordinadora de Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán (COPUVO) de ordenar el asesinato de Bernardo Mendez Vásquez, principal opositor a las mineras de esa zona, además según las investigaciones de la Fiscalía General del Estado, el exedil Mauro Alberto Sánchez era investigado con relación a la muerte de las dos personas ocurrida el pasado 4 de febrero en la comunidad de Texas de Morelos perteneciente a Ocotlán de Morelos, y la ejecución de otros dos dueños de bares en la región.

La semana de sangre no se detuvo con esa ejecución pues tres días después, en la calle de Pueblos Mancomunados de esa localidad el comerciante, José Luis Gonzales Sánchez de 30 años de edad, con domicilio en la calle Camino a Santa Cruz 1519, Chacahua, Puebla, fue lesionado de seis balazos, quien logró salvar su vida de milagro.

De igual forma, el primer jueves de este mes, al medio día, cuando los integrantes de la Organización de Pueblos Indígenas del Valle del Sur A.C. Ricardo Cruz Cruz de 35 años de edad y Mayra Luis Altamirano, arribaron a la explanada municipal para dialogar con el agente municipal José Antonio Arango en la calle de Abasolo una camioneta Ford tipo Ranger de color gris y con vidrios polarizados, fueron acribillados.

Los ocupantes de la camioneta sacaron sus armas de fuego y empezaron a disparar en contra de las personas que habían arribado en un automóvil Volkswagen tipo Jetta de color blanco con placas de circulación 766-ZRR del Distrito Federal; además, contra una camioneta Nissan doble cabina de pasaje y carga de la agrupación Unión 1 de Octubre de San José Lagarzona y placas de circulación 8RTM-219 del estado, que habían rentado.

Todos estos delitos coinciden en el uso de fusiles de asalto para cometer los crímenes, carros de lujo, aparentemente un móvil político y que en ningún caso hay detenidos.

Comentários no Facebook