En seis años, los estados duplicaron su deuda: Auditoría

En seis años, los estados duplicaron su deuda: Auditoría

MÉXICO, D.F., 31DICIEMBRE2011.- Dinero contado en un comercio. Los expertos financieros recomiendan a los trabajadores que aparten un poco del dinero del aguinaldo para los primeres meses del año en donde el circular es más escazo y así poder llevar de mejor forma sus finanzas en la llamada cuestas de enero. FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

MÉXICO, D.F., 31DICIEMBRE2011.- Dinero contado en un comercio. Los expertos financieros recomiendan a los trabajadores que aparten un poco del dinero del aguinaldo para los primeres meses del año en donde el circular es más escazo y así poder llevar de mejor forma sus finanzas en la llamada cuestas de enero.  FOTO: MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM

De 2008 a 2014, las entidades federativas duplicaron el monto de su deuda y tardarán 14 años para pagarla.

Esto significa que, en promedio, cada habitante está endeudado con 4,257 pesos, aunque hay estados como Quintana Roo donde la cifra asciende a 13, 840 pesos y en Nuevo León a 12,202 pesos por persona.

Los datos forman parte del estudio “Sostenibilidad de la Deuda Pública Subnacional”, incluido en el Informe de la Cuenta Pública 2014 de la Auditoría Superior de la Federación, que fue entregado a la Cámara de Diputados.

Los estados contrataron deuda porque sus finanzas fueron insuficientes para enfrentar todos sus gastos, como salarios de la burocracia, servicios y programas sociales; además, generan pocos ingresos propios (impuestos) y la Federación disminuyó la entrega de recursos a las entidades debido a la crisis de 2009.

Por ello, “la deuda pública subnacional se duplicó nominalmente en el periodo 2008-2014”, al pasar de 230,000 millones de pesos a 509,000 millones de pesos; una variación real de 102% en dicho periodo, explica el informe.

Las nueve entidades que concentran 45% del monto total son Nuevo León, Chihuahua, Coahuila, Veracruz, Distrito Federal, Quintana Roo, Jalisco, Chiapas y Tamaulipas. Mientras que Tlaxcala es la única entidad que no ha contratado deuda.

En el análisis per cápita, durante las administraciones del ex gobernador Félix González Canto y el actual gobernador Roberto Borge Quintana Roo se convirtió en la entidad que más se ha endeudado en comparación con su capacidad de pago. Por ello, cada ciudadano pagó 13,840 pesos en 2014 por la deuda, es decir, 11,000 pesos más que en 2008, cuando la cifra ascendía a 2,184 pesos por persona.

Le sigue Nuevo León –cuyo gobernador era Rodrigo Medina–con 12,000 pesos per cápita (8,270 pesos más que en 2008) y Coahuila, donde gobernó Humberto Moreira, con un pago de 11,916 pesos por persona, cifra muy por encima de los 677 pesos que se pagó en 2008.

Para que las instituciones bancarias le presten dinero a los estados, los gobiernos ponen como garantía los recursos (que aún no reciben), sobre todo, provenientes de la Federación. La Auditoría detectó que 85.3% de las transferencias federales fueron la principal garantía de pago de la deuda, mientras que los recursos propios representaron tan sólo el 14.7%.

“Al tratarse de recursos no condicionados, las entidades federativas podrían destinar la totalidad de las participaciones federales al pago de deuda, lo que es materialmente imposible. Por otro lado, se observa un crecimiento real del 322.5% de 2008 a 2014 de las aportaciones como garantía de pago, con una variación nominal de 7,320 millones de pesos en ese lapso”, advierte el informe.

Esto puede resultar un problema para las entidades, porque “la reducida flexibilidad del presupuesto también se manifiesta en su limitada capacidad para cubrir gastos contingentes, como los desastres naturales, y ampliar la cobertura y calidad de los servicios de salud, educación y seguridad pública”.

Dependencia Federal

Las entidades dependen económicamente de la Federación. En 2014, a nivel nacional los ingresos por transferencias federales representaron 83.1% de los ingresos totales. Incluso, hay entidades donde la dependencia fiscal fue superior a 90%, como Guerrero, Hidalgo, Nayarit, Michoacán, Baja California Sur, Chiapas, Morelos, Tabasco, Zacatecas, Oaxaca, Sinaloa y Colima.

En contraste, el Distrito Federal, Chihuahua y Nuevo León fueron las entidades con mayor autonomía fiscal en 2014, debido a que sus ingresos propios como proporción de los ingresos totales representaron el 39.2%, 21.3% y 18.6%, respectivamente.

Sin embargo, los estados podrán endeudarse más gracias a la reforma a Ley de Coordinación Fiscal, publicada el 9 de diciembre de 2013, donde se ampliaron las garantías de pago al incorporar el Fondo de Aportaciones Múltiples (FAM) y el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y del Distrito Federal (FASP), de los cuales se podrán destinar hasta el 25.0% de los recursos para deuda.

Hasta antes de 2013, las entidades federativas ya contaban con cinco de los ochos fondos de aportaciones federales para usarlos como garantía de pago: Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS); Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del Distrito Federal (FORTAMUN-DF) y el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de las Entidades Federativas (FAFEF).

A esto se suma que las entidades son poco transparentes en la evolución de su deuda. Los estados que presentaron un nivel de transparencia bajo en la existencia y disponibilidad de las estadísticas fiscales fueron Durango, Colima, Quintana Roo, Tlaxcala, Tamaulipas, Guerrero, Morelos y Sonora.

Comentários no Facebook