Crónicas apocalipticas

Crónicas apocalipticas

Hoy México amanece con un impactante video en donde aparece una camioneta blindada con demasiados agujeros de todos tamaños, como la imagen sugiere por diferentes armas de grueso calibre, el titulo de la nota es “Impactante atentado sufre el Secretario de Seguridad de CDMX, Omar García Harfuch”, abrí otros medios informativos y veo la misma imagen de esa camioneta color negro, minutos después, en las notas de medios nacionales aparece el nombre del Secretario de Seguridad capitalina, su historial laboral, las acciones a favor de la seguridad que representa, las detenciones a importantes jefes del crimen organizado, así como de la mafia política y las bajas de más de medio centenar de policias corruptos o con antecedentes penales en la Ciudad de México desde su nombramiento el 4 de octubre del 2019, se dice mucho sobre el, pero poco sobre la causa del atentado, al redactar estas lineas aparece el nombre del Cartel Jalisco Nueva Generación quienes el mismo Secretario supone son los autores de los hechos “Esta mañana fuimos cobardemente atacados por el CJNG, dos compañeros y amigos míos perdieron la vida, tengo tres impactos de bala y varias esquirlas.

Nuestra Nación tiene que continuar haciéndole frente a la cobarde delincuencia organizada. Continuaremos trabajando”, señaló el funcionario a través de su cuenta de Twitter. Videos, fotografia y voces de testigos del atentado circulan en las redes sociales, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum informa a través de una conferencia de prensa que en el atentado fallecieron dos escoltas y confirma el fallecimiento de una mujer que perdió la vida al iniciar su jornada laboral en la venta de alimentos, reconoce la valentía, la honestidad y el profesionalismo de Omar García Harfuch, confirma la detención de 12 personas presuntos participantes en los hechos violentos, afirma que la policia capitalina tiene cabeza al frente y es el propio secretario, quien aún herido esta al mando y al tanto de lo que esta sucediendo en el momento, y dice que no habrá marcha atrás en el combate a la delincuencia, en mi opinión que es la causa de esta columna, me parece como lectura que los sucesos anteriores de concesiones a actos violentos como medio de presión de parte de cartéles mexicanos en los estado de Sinaloa, Michoacán, y Guanajuato, ante la reacción a detenciones de criminales, así como consecuencias endebles de parte de las autoridades correspondientes, empoderan aún más a grupos criminales para trasgredir la paz y seguridad de todos los que habitamos el territorio mexicano, al grado de perder la vida como daño colateral de un país dominado por la violencia de grupos del crimen organizado, es de pensarse que el día a día de un mexicano depende de la voluntad de un personaje criminal, el quedate en casa, será una opción más a la pandemia violenta que se avecina si el Gobierno mexicano y las autoridades judiciales de nuestro país no dejan de ser rehenes de caprichos y pactos del crimén organizado.

Mientras en el Estado de Oaxaca los habitantes seguimos a la espera de una explicación y justicia de los hechos sucedidos el domingo pasado en la región del Istmo de Tehuantepec, donde 13 hombres y 2 mujeres fueron torturadas y quemadas vivas la noche del domingo y madrugada del lunes en la comunidad de Huazantlán del Río, agencia municipal de San Mateo del Mar, Oaxaca, suceso que visibiliza la manera en que en nuestra nación se puede irrumpir como acto de control hacía los ciudadanos que discrepan en las formas en que se ejerce el poder, no olvidemos que la zona en donde ocurrió la masacre ha sido vulnerada desde hace décadas por el trasiego de estupefacientes, las empresas eólicas, el tráfico de personas y en los ultimos años el robo de combustibles, no es casual que en la zona existan personajes obscuros que mediante el poder politico mantengan el control del Istmo de Tehuantepec, personajes conocidos y reconocidos por la prensa local y nacional por crimenes en contra de la ciudadanía, estan ligados a personajes políticos de la entidad oaxaqueña, es inadmisible que ante los ojos de todos se condone este tipo de sucesos dignos del infierno de Dante, es inperdonable también que las ambiciones políticas sean mayores a la vida de grupos de pobladores originarios, la ciudadanía tiene la obligación de señalar estos actos y reclamar justicia para que en el futuro cercano y lejano podamos asegurar una vida libre de violencia y caminar libremente en el espacio público. Es indignante escuchar y dejar pasar el testimonio de una sobreviviente diciendo “Ante este cobarde atentado ponemos de manifiesto nuestra más enérgica protesta al gobierno estatal y federal debido que hemos alertado en tiempo y forma del peligro que se cierne sobre nuestra comunidad Ikoots.

La complicidad del supuesto presidente municipal Bernardino Ponce Hinojosa y el empresario e influyente Jorge Leoncio Arroyo Rodríguez sigue cobrando víctimas entre los Ikoots y las autoridades federales se cruzan las manos ante estas injusticias”, así como la misma persona señala que la Guardia Nacional desantendio los hechos ocurridos horas antes cuando hombres armados dispararon en el modulo de control sanitario instalado, huyendo del lugar ante el enfrentamiento de los grupos de las agencias de San Mateo del Mar y el grupo del municipe, existe sin duda una relación de la apropiación del territorio para los futuros planes de proyectos económicos y geopolíticos en la región del Istmo de Tehuantepec, de manera que el brazo operador que pretende aventajar ya esta oprimiendo, tampoco es casualidad el silencio de las autoridades estatales y federales ante dantescos actos.

No terminabamos de digerir la noticia de la masacre del pueblo ikkot cuando un temblor de 7.5 en la escala ritcher, vino a sacudir hasta nuestros profundos miedos, muchos revivimos la memoria de los terremotos ocurridos en el 2017, algunos entramos en pánico, otros lloramos, muchos olvidamos la sana distancia y nos abrazamos, sin embargo el saldo no es blanco, desafortunadamente perdieron la vida 10 pobladores de la sierra sur del Estado de Oaxaca, la imagen de una clinica rural destrozada en pedazos visibiliza la mala calidad de los materiales que constructores al amparo de las autoridades en turno siguen realizando a lo largo y ancho de nuestro territorio, producto de los conocidos moches de legisladores federales, locales y demás servidores públicos. Desde esta redacción nos unimos a la pena que embargan a los pueblos que perdieron su casa y a sus seres queridos, esperamos que las autoridades estatales y federales dejen las simulaciones y garanticen el bienestar integral de la ciudadania.

Por: Karla Martínez Jiménez
Consultora, madre y feminista oaxaqueña

Acerca de Karla Martínez

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*